Estética dental

21/2/2015

Con la fi­na­li­dad de ob­te­ner una me­jo­ría es­té­ti­ca y fun­cio­nal de nues­tros dien­tes, pue­den ser rea­li­za­dos tra­ta­mien­tos res­tau­ra­do­res so­bre los mis­mos, en­ca­mi­na­dos a me­jo­rar la mor­fo­lo­gía, el co­lor, el ta­ma­ño y las pro­por­cio­nes. Pa­ra ello, po­de­mos re­cu­rrir a di­fe­ren­tes pro­ce­di­mien­tos y ma­te­ria­les:

Coronas de zirconio

Son estructuras (fundas) que recubren por completo el diente. Se colocan como protección sobre dientes muy desgastados o debilitados, endodonciados, reconstruidos o fracturados. Actualmente pueden hacerse totalmente cerámicas con núcleo de zirconio , sin cofia interna de metal (coronas metal-porcelana), por lo que que son mucho más estéticas y no corremos riesgos que se vea una halo oscuro alrededor de ella con el paso del tiempo. Estas permiten modificar la forma y la colocación de los dientes (alinearlos, nivelarlos, corregir rotaciones…).
Su calidad estética, al igual que las carillas de porcelana,es muy elevaday además no cambian de colorcon el tiempo, lo ue le permite lucir una sonrisa blanca el resto de su vida.

 

Carillas de porcelana

Las ca­ri­llas son unas fi­nas lá­mi­nas de por­ce­la­na que se ad­hie­ren a la ca­ra fron­tal de los dien­tes pa­ra ob­te­ner una me­jo­ría en el as­pec­to es­té­ti­co de los mis­mos. Se tra­ta de una téc­ni­ca mu­cho más con­ser­va­do­ra y res­pe­tuo­sa pa­ra los dien­tes que las co­ro­nas o fun­das tra­di­cio­na­les, en las que los dien­tes son ta­lla­dos de una for­ma muy agre­si­va.La cerámica jamás cambia de color y el aspecto del diente permanece igual que el primer día.
Por su estabilidad en el color, son recomendables en pacientes que presenten una química bucal especialmente agresiva, capaz de degradar los composites en poco tiempo.

Carillas de composite

Consisten en la reconstrucción de la sonrisa sobre los propios dientes, utilizando carillas de composite de última generación, con propiedades similares al esmalte dental.
La colocación de las carillas se realiza en una sola sesión por arcada.
Es la mejor opción para la gente joven. Por su baja agresividad y alto grado de reversibilidad, conservan al máximo la estructura del diente sano y posibilitan cualquier alternativa futura.

 

Blanqueamiento

Tener una sonrisa blanca es ahora posible gracias a los sistemas blanqueadores de última generación. Un proceso sencillo con unos resultados rápidos y espectaculares. 

La oferta en tratamientos de blanqueamiento dental es mucha pero para obtener los mejores resultados, de máxima durabilidad y mínima afectación de los tejidos dentales y gingivales es necesario utilizar productos específicos y por parte de profesionales cualificados.

Problemas como la sensibilidad dental (al frío o al calor) o gingival sólo pueden ser evitados o minimizados realizando el proceso con el máximo cuidado y contando con férulas de alta calidad específicas para el paciente realizadas por laboratorios protésicos experimentados, como los nuestros.
El blanqueamiento dental debe ser siempre un tratamiento que te proporcione esa sonrisa que sueñas pero sin perjudicar en nada tu salud dental, esa es nuestra premisa.

Queremos que sonrías con la mejor de las sonrisas pero también que ello no te represente ningún tipo de molestia o problema. Por ello, a la hora de hacerte un blanqueamiento con nosotros puedes estar tranquilo. En los blanqueamientos utilizados en Clínica Dental Dentalium utilizamos materiales y compuestos de primera calidad y nuestros profesionales van a cuidar de ti y tu tratamiento con el cuidado, experiencia y profesionalidad que mereces.

Para que compruebes el cambio y mejoría en el color de tus dientes y ajustar el tratamiento personalizadamente a tu caso, contamos con colorímetro, que nos determina espectro cromático de tus dientes antes y después del tratamiento, dándote unos valores concretos contrastados. Se trata de objetividad y ciencia aplicada en la belleza de la sonrisa que mereces.