Odontopediatría

21/11/2014

La salud oral y el correcto desarrollo de la boca forman parte de la salud general en el niño. Desde el nacimiento hay que explorar la cavidad oral para detectar posibles anomalías. Si no existen alteraciones, un buen momento sería cuando comienzan a salirle los dientes (6 meses – 1 año). Es aconsejable que el dentista esté acostumbrado a atender niños, y sobre todo que tenga una visión integral del mismo.

Cuando comienzan a aparecer los dientes de leche las visitas periódicas al pediatra y al dentista son recomendables, y durante el recambio de los dientes, fundamental. Estas visitas deben mantenerse a lo largo de la infancia y la adolescencia.